El portal de las webseries

La loca de mierda

El título impacta, la chica crea interés, el decorado es irrelevante (¿o no?),  la trama es cotidiana y lo que realmente engancha de esta webserie es…TODO. Malena Pichot, así se llama la protagonista, directora, productora, guionista, en fin…creadora de la Loca de mierda, consigue que cualquiera que visione alguno de sus capítulos se identifique tanto con ella que no deje de pensar “a mi también me ha pasado” acompañándolo de una sonrisa.

Hace poco leía que  Alberto Rey, autor del blog Asesino en serie de El Mundoseñalaba (hablando de las series televisivas) que la identificación con los productos nacionales era uno de los motivos de su éxito sobre las series internacionales. “El producto local tiene ganada la partida de antemano. Lo propio y reconocible genera identificación, y con ello simpatía, de manera mucho más inmediata”.

Estoy de acuerdo en que lo reconocible genera empatía con mayor facilidad. En este caso,  gracias a la familiaridad de la trama, acoges a Malena en tu habitación, en tu intimidad, como si una amiga te estuviera contando lo que le pasó ayer. O mejor, lo que le está pasando en directo. ¿Qué tendrán los videoblogs que mientras entras en casa de alguien, también le estás ofreciendo la tuya?.

También está en lo cierto al relacionar identificación con simpatía. La vemos continuamente llorar de rabia o gritar de impotencia, y todas esas situaciones las sigues entre carcajadas, recordando la de veces que le ha pasado a una lo mismo. A veces me encuentro buscando un nuevo capítulo de la Loca de Mierda, y solo ver el primer fotograma ya estoy sonriendo. Pero no es solo la identificación la que consigue hacer sonreír al usuario, sin duda, la frescura con la que  Malena Pichot te cuenta sus desventuras y su no intención de ser graciosa tiene mucho que ver.  Algo que deberíamos tener en cuenta a la hora de crear una webserie: La mayoría de las webseries (almenos españolas) abogan por la comedia, por algo parecido al formato televisivo  sitcom, pretendiendo ser graciosos en 5 minutos, pero a veces (muchas) la intención no basta. Con lo dificil que es hacer reír, no hay nada más triste que pretender ser gracioso y no conseguirlo. Apostemos por el drama, por el suspense, por el terror ¡Pero hacer reír NO es FÁCIL!

En lo que no estoy de acuerdo con Alberto Rey es en que los productos nacionales tienen ganada la batalla. Quizás sí en las series televisivas, pero no en las webseries. En Internet el público objetivo es el mundo entero (con conexión) con la única barrera del idioma (y quizás la cultura, aunque no siempre). Así que si una webserie se te hace corta, te deja con la sensación de querer ver más capítulos o la compartes con tus amistades, es porque esa webserie es buena, y puede traspasar fronteras, e incluso pueden llamarte de la MTV para emitir los capítulos como le pasó a la Loca de Mierda.

Os dejo con uno de mis capítulos favoritos:

Imagen de previsualización de YouTube

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>