El portal de las webseries

¡Por fin interactividad en las webseries!

El episodio 12 de ‘Mi vida según yo’ es, según sus creadores, el primer episodio interactivo de una webserie española sin usar las herramientas de Youtube. Hasta ese capítulo la serie online había sido una ficción más, con un formato convencional – el mismo que usan en televisión: introducción, nudo y desenlace – y con capítulos narrados de forma lineal. Pero con el número 12, Tony A. Rodríguez quiso otorgar a su producción un valor añadido respecto a todas las demás y la dotó de interactivadad.

El experimento consistía en dejar escoger al usuario una de las dos opciones que en casi cada escena se le presentaba. Al escoger A o B la trama avanzaba por un lado o por otro dejando claro que es el usuario el “culpable” de que las cosas finalmente salgan bien o mal.

Mientras rodaban el capítulo interactivo -mucho más complicado de realizar ya que siempre se doblaba el número de escenas que había que ensayar, grabar y montar- los creadores estaban convencidos de que esta nueva fórmula, esta nueva herramienta interactiva, iba a ser la clave que haría catapultar la serie (según sus propias palabras en la entrevista grabada un año después). Y no fue así. No tuvo el éxito esperado y mucho menos las visualizaciones que ellos hubieran querido.

Personalmente no creo que fuera una mala idea, todo lo contrario. Creo que tal vez se equivocaran al tardar 12 episodios para añadir interactividad en la webserie. Quizás si desde el principio se hubiese perfilado como “la primera webserie interactiva española” hubiera apuntado a un público específico que podría haberla seguido fielmente. Pero la idea era/es buena. He visto otros capítulos de ‘Mi vida según yo’ y la trama de muchos de ellos no me acabó de enganchar y no acabé de ver el capítulo. Sin embargo, el capítulo interactivo, el capítulo 12, sin tener una gran trama, ni un gran casting que la sostuviera, me tuvo hasta el final entretenida en escoger una u otra opción. Incluso a veces sin saber la historia anterior de algunos personajes me ha heco gracia poder escoger el camino que debían tomar.

Así que, en general, creo que es una gran idea el dejar decidir al usuario el camino que tomarán los personajes, el curso de la narración. Pero tal vez el hacerlo tan tarde, casi al final de una temporada en la que ya tienes un público formado, no ayuda a reclutar usuarios nuevos.

Es una gran apuesta que estoy segura que seguirá rondando en la mente de Tony A. Rodríguez, un ‘creyente devoto’ de la ficción digital, con ya más de 3 webseries a sus espaldas. Emprendedores como él estoy segura que harán de la ficción para Internet una nueva forma de producir narrativa.

Os dejo el famoso capítulo 12 interactivo de ‘Mi vida según yo’:

Imagen de previsualización de YouTube

 

2 Comments

  1. mmmmm…..Yo, como seguidor de los primeros “Role Playing Games” (aún no estaba acuñado el término “juego de rol”) allá por los años 80, (y por supuesto de los “libro-juegos”) siempre he sido un gran seguidor de estas experiencias. Recuerdo una que se hizo en los 90 en la que pusieron en la 1 y en la 2 de TVE la misma ficción con desenlaces alternativos y podías cambiar de canal para seguir uno u otro.

    Ahora, con el paso del tiempo, me pregunto si esta experiencia puede ir más allá de la mera anécdota. (jeje…como el 3D!!). Comentas Paula que era entretenido “tener el poder” a pesar de que la trama no generara mucho interés. ¿Pero hasta cuando esa novedad puede mantenernos interesados? Es más, ¿podríamos cansarnos de esa responsabilidad?

    Se sabe que uno de las razones por las que se disfruta en el cine es por el placer del voyeur. Si cruzamos el umbral, puede ser que esa “” del público conviertendose ahora en autor elimine ese disfrute.
    Sin embargo, por otro lado, haciendo alusión a la frase de “dale al público lo que quiere”, quizá el poder elegir pueda aumentar más expectativa sobre esos acontecimientos “preferidos” por nosotros.

    La clave quizá esté en el peso “intelectual” que suponga esa decisión en el público. conozco gente que se sentiría incapaz de estar decidiendo continuamente por lo dubitativas que son.
    centralidad
    En fin, interesantes caminos los que nos proporcionan las webseries!!

    • Es esa misma pregunta la que por fin puede responder Internet”¿Pero hasta cuando esa novedad puede mantenernos interesados? Es más, ¿podríamos cansarnos de esa responsabilidad?” Por fin Internet nos permite dirigirnos a un público específico, al público que queremos que responda sin cansarse a nuestras producciones audiovisuales. Siempre habrá público al que no gustemos, por ello el ‘para todos los públicos’ de la televisión lo hemos superado en Internet. Ahora antes de hacer un producto debemos estudiar y tener muy claro el público al que nos vamos a dirigir y que va a seguirnos hasta el final. Ya no tenemos que gustarles a todos, solo a ‘aquellos’ que les guste (siempre hablando de este caso) la interactividad, el poder conducir al personaje, aquellos que disfruten escogiendo el destino de los protagonistas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>