El portal de las webseries

¿Por qué hacer una webserie?

Hay un artículo que desde que lo leí, me parece perfecto para ejemplificar el cambio que está representando Internet en el sector audiovisual. La dificil entrada que tienen los jóvenes creadores en el mundillo y el abanico de posibilidades que se abren al crear una webserie.

Se trata de un texto escrito por Cristóbal Garrido,uno de los creadores de Chessboxing, la webserie ganadora del primer concurso de series online de Antena 3. Cuando ganó el concurso ya llevaba a sus espaldas la realización de otras series para Internet como ‘Con pelos en la lengua’ y nos hablan de lo que ha representado para ellos el adentrarse en el mundo de la ficción para la Red:

“Mucha gente me pregunta por qué me meto en estos líos de las series web. Bueno, si soy sincero os diré que es mentira. No me lo pregunta nadie. Me lo pregunto yo una y otra vez. Especialmente, en torno a las dos de la madrugada cuando me veo haciendo horas extras en semejantes fregados.

Por suerte (MUCHA, si tenemos en cuenta los tiempos que corren), en los últimos años no me ha faltado el curro como guionista y aún así sentía la necesidad de volver a probar esa extraña sensación de libertad que da poner en pie una serie para internet. Los creadores siempre andamos quejándonos de que todo el mundo mete mano a nuestro trabajo; el cruel productor, el incompetente del director y el encefalograma plano que se le presupone a las cadenas de televisión. Ahora, con internet como nuestro mejor aliado, podemos ser el director, el productor y la cadena de televisión. Podemos llegar al público sin intermediarios y con una única limitación: el presupuesto. Sí, amigos. ¡Por fin! Nuestro único jefe es nuestro bolsillo. A partir de ahí podemos crear lo que nos dé la gana con el sentido común y la picardía profesional como bandera.

En 2008, cuando lanzamos Con pelos en la lengua , Felipe J. Luna y yo no teníamos ni idea de qué sacaríamos del titánico esfuerzo que supusieron sus primeros 27 episodios. Jamás hemos ganado un duro de manera directa a través de la serie (su tono deslenguado no nos lo puso fácil de cara a los patrocinadores), pero la inversión fue mínima porque cuando concebimos el proyecto lo diseñamos todo para que la producción fuera extremadamente barata. Toda su fuerza debía recaer en saber a qué público íbamos dirigidos, escribir buenos guiones y conseguir buenas interpretaciones. Nada más.

Tras más de siete millones de reproducciones y una inesperadísima comunidad de fans en el continente americano, nos han salido curros en otras producciones. Y no por las pelis o series que hubiéramos escrito antes de lanzarnos a esa aventura, no. Nos llamaron por “Conpelos” para CURROS DE VERDAD. De los que se cobra, vamos. Y no somos los únicos, la historia se repetía con la gente de “Venga monjas”, “Malviviendo” o “Qué vida más triste”. Así que con nuestra primera serie web confirmamos la esperanza de muchos de los que estáis leyendo este post: hacer un trabajo serio y constante, demostrar que eres capaz de levantar una producción y sobre todo ACABARLA, te abre puertas.

Ahora me enfrento con  CHESSBOXING al mismo reto. Junto a Miguel Campos, que ya venía de hacer algo tan interesante y novedoso como Mindstorming, vamos a lanzar otra serie web a la inmensidad de internet. Exactamente igual que un náufrago que lanza una botella con mensaje al mar. No sabemos qué puede ocurrir. No sabemos si nos verán 4 gatos o 30 millones, pero sin duda la experiencia está siendo diferente a la de “Con pelos”.

Gracias a haber ganado el concurso de ‘El Sótano’, en esta ocasión contamos con un buen dinero. Una súper producción si la comparas a “Conpelos”, una pequeña miseria si tenemos en cuenta la que hemos liado a todos los niveles. Hemos puesto todos los medios humanos y técnicos (¡teníamos hasta máquina de humo!) para conseguir que “Chessboxing” brillase como se merece. Una historia que en cualquier despacho de cualquier cadena nos habrían tirado por “friki”, pero que en la red sí tiene cabida. Los amigos de Antena 3 supieron ver el potencial de la historia y la experiencia que llevábamos a la espalda en esto de internet. Experiencia que conseguimos apostando por este medio de manera tan independiente como kamikaze.

Y es que en esto de internet da igual que tengas mucho o poco currículum. Da igual que tengas 15 años o 70. Da igual que vivas en Madrid o en Burkina Fasso. Internet nos da a todos las mismas oportunidades. Todos jugamos con las mismas reglas y en el mismo terreno de juego. Si tienes un buen producto y lo mueves bien a través de todas las posibilidades que te da la red, el éxito vendrá solo y tu talento será reconocido.

Por suerte, Antena 3 se ha dado cuenta de que hay vida más allá de la televisión.Sabe que internet está lleno de gente que hace cosas diferentes y que en paralelo se está formando un público cada vez más amplio interesado en contenidos alternativos.Puede que no sean una mayoría, puede que no lo sean nunca, pero una minoría en internet es una multitud que, a determinados costes, puede ser de lo más rentable. Tanto económicamente como en posicionamiento de marca. Está claro que, como en todo en la vida, el que pega primero pega dos veces y apostar por contenidos como “Chessboxing” puede suponer el principio de una nueva manera de ver, hacer y entender la tele del futuro.

PD1: Llevo media vida queriendo acabar un post diciendo “la tele del futuro”.

PD2: No dejes de seguirnos en nuestro facebook oficial“.

Este artículo se publicó en la web de Antena 3 el 24/07/2012, en la actualidad Felipe J. Luna por ejemplo está trabajando en Endemol (productora de Gran Hermano, entre otras) y Cristóbal de guionista en series de TV. Además de seguir apostando por proyectos en Internet.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>