El portal de las webseries

¿Qué son las Webseries?

580554_10151359780866121_1915059064_nLas Webseries son series de ficción producidas para Internet. Esa sería su definición oficial. LA definición. Pero existen otras formas para describir a este tipo, “relativamente” nuevo, de producciones audiovisuales. Por ejemplo:

“Lo que para el cine son los cortometrajes, para las series de televisión son las webseries”.


De un tiempo a esta parte las series de televisión se han convertido en un fenómeno indiscutible. Las producciones se han multiplicado, han pasado a ser la imagen del canal en el que se emiten, se han programado en el Prime Time diario, e incluso oigo más el término “Seriéfilo” que el de “Cinéfilo”. De hecho hay quienes, como Casciari, se atreven a dar como ganadora audiovisual a la ficción televisiva:

Ya no creo en el cine. Desde que nacieron las series de calidad, me resulta innecesaria la ansiedad de contar una buena
historia en una hora y media. ‘A dos metros bajo tierra’ es la mejor película que existe. Dura seiscientas treinta horas.” 
Hernán Casciari
Pero (siempre hay un “pero”) la creación de series de televisión no está al alcance de todos. Y eso es algo que en la actualidad,  con una tecnología al alcance de las masas y una cultura audiovisual ya “natal”, el resto de personas que no somos productoras no podíamos permitir. Así que  manos a la obra y, paralelamente al crecimiento de las series de los grandes medios, nos hemos atrevido a crear nosotros también. Con menos recursos económicos, con equipos técnicos más reducidos, y utilizando Internet como medio de distribución, de difusión y de emisión: han nacido las Webseries.
Solo en España, desde 2004 que se emitió la primera de ellas, Cálico Electrónico, y hasta 2010 podemos encontrar en la Red más de 100. La mayoría de Webseries se inspiran en la narrativa de la televisión, de hecho tienen a veces los mismos argumentos. Y quizás sea ese mismo anclaje a la pequeña pantalla el que limita a las webseries. Algunas (pocas), con más o menos suerte y calidad que otras, tienen miles de visitas, pero aún así no presentan un valor añadido frente a las series de televisión. No hay innovación.
Sé que todas las historias están ya contadas. Pero recordemos como decía McLuhan “El medio es el mensaje” e Internet es un nuevo medio, que puede ayudar a contar las historias, tantas veces repetidas, de forma diferente: interactividad, inmediatez, hipertexto… La Red proporciona una serie de características que los creadores de Webseries debieran aprovechar para desmarcarse de la televisión y meterse en el bolsillo al usuario de Internet, que es a quién se dirigen. El fin no tendría que ser dar el salto a la televisión. De hecho, varios cinéfilos se están pasando a la ficción para Internet. Las Webseries no son una extensión de las series de televisión, son otro tipo de producción, en otro tipo de medio y con otro tipo de público.
Por lo tanto tenemos los medios, tenemos los conocimientos, tenemos las ganas, e Internet nos da la oportunidad de demostrar que el talento no tiene que estar condicionado por el presupuesto. Hagamos webseries,  buenas WEBSERIES.